Pule tu ortografía

Female hands writing on notebook

Tu manera de escribir y el estilo, reflejan tu personalidad y forma de ser. La buena escritura no solo genera una buena impresión, sino que además, abre la puerta a diferentes oportunidades laborales y académicas.
Escribir es una habilidad aprendida y debe ser entrenada para perfeccionarse. No solamente es unir una letra con otra, es definir un estilo, un ritmo de escritura, así como saber las diferentes reglas gramaticales y ortográficas para expresarse de manera correcta.

 

No existe una fórmula mágica para escribir sin errores, pero podemos mejorar nuestra escritura practicándola de manera constante, informándonos sobre la normativa de la lengua y desarrollando algunas estrategias que permitan optimizarla y mejorarla.
Leer nos hace mejores escritores. Si quieres escribir bien, tienes que leer mucho. La lectura es una actividad enriquecedora, que no solo permite adquirir nuevos conocimientos, sino mejorar las habilidades lingüísticas y asimilar las reglas del lenguaje y los diferentes estilos.

Apréndete las reglas ortográficas clave. Hay reglas ortográficas esenciales en el idioma español, como el uso de las tildes, de la B y la V, la J y la G, qué palabras llevan H, etc. Por la riqueza de nuestro idioma, son muchas las reglas que hay que aprender y no hay otra forma de hacerlo que memorizándolas. Te recomendamos aprender las más básicas para ir sumando de a poco nuevas.
Los diccionarios no son adornos. Los diccionarios nos enriquecen con sinónimos, antónimos, descripciones de cómo surgen las palabras y porqué. Te recomendamos darte una vuelta por la página oficial de la Real Academia Española.  Hojear  un diccionario, con la finalidad de encontrar palabras poco usuales nunca estará de más.

El autocorrector sí funciona. Cuando estamos escribiendo un texto, en ocasiones estamos tan enfocados en su contenido que se nos pasan algunas faltas y errores. Para evitar que esto suceda, lo mejor es activar el corrector ortográfico en el procesador de texto que utilizamos y así detectar los errores que se nos hayan pasado.

Escribir a mano.  Este tipo de actividad nos hace pensar mucho más en las palabras que estamos utilizando y en la sintaxis de cada oración. Para mejorar la escritura es recomendable practicar de vez en cuando a puño y letra, para profundizar este proceso, practicar caligrafía y no dejar en el olvido la increíble habilidad de escribir a mano.