Programa Nacional de convivencia Escolar: SEP

En el arranque del ciclo escolar 2017-2018, la Secretaría de Educación Pública (SEP) iniciará una estrategia de fortalecimiento de las acciones de seguridad en 70 mil escuelas del país, en entidades como Guerrero, Tamaulipas, Sinaloa y la Ciudad de México, que tiene como objetivo evitar la violencia en los centros escolares.

La SEP difundirá recomendaciones a los papás para que detecten y eviten que los alumnos lleven armas blancas o de fuego, objetos explosivos y sustancias tóxicas.

El subsecretario de Educación Básica, Javier Treviño, dijo que para esta estrategia “hay un procedimiento en el cual, a través del Programa Nacional de Convivencia Escolar, se definieron las escuelas participantes”.

Se incluyen planteles ubicados en los polígonos identificados por la Secretaría de Gobernación como los más vulnerables del país y con mayor incidencia delictiva.

“Cada uno de los estados va a definir qué tipo de acciones va a seguir en relación con el tema de las mochilas”, explicó Treviño Cantú.

A los padres de familia se les sugiere saber en todo momento dónde están sus hijos al salir del plantel, revisar su mochila de forma respetuosa y, además, corroborar que lleven alimentos nutritivos para su consumo en la escuela.

“Decirles cuánto los aman y despedirlos afectivamente. Saber en todo momento en dónde están sus hijos al salir de la escuela. Revisar la mochila de forma respetuosa. Que lleven alimentos nutritivos. Revisar los líquidos que llevan a la escuela y que vayan en buenas condiciones de higiene”.

También piden a los padres o tutores evitar que salgan de mal humor, que lleven los materiales innecesarios o prohibidos, evitar “armas de fuego [reales o de juguete], lo mismo que con armas blancas”.

Para los directivos y maestros se plantea establecer redes con las autoridades locales de seguridad y de Protección Civil y tener a la mano los teléfonos de emergencia.

Ante la presencia de armas se aconseja notificar a las autoridades y salvaguardar la integridad de la comunidad, bajo el esquema: colaborar, detectar, comprobar, reportar y atender. A los niños en el aula se les pide alertar en caso de alguna situación de peligro y protegerse bajo una mesa, de ser necesario.